A menudo nuestras amistades o familiares cercanos nos hablan de sus fisioterapeutas y las increíbles mejoras que consiguen en los dolores de su cuerpo. No obstante, para saber bien para qué podemos acudir a las clínicas de fisioterapia es importante conocer de qué se trata y en que tipos de centros podemos seguir las recomendaciones de un gran fisioterapeuta.

¿Qué es la fisioterapia?

La fisioterapia es un tratamiento que se ocupa de diferentes dolencias sin hacer uso de los fármacos. Por tanto, se trata de una alternativa terapéutica dentro de la Salud que suele trabajar con técnicas manuales, estímulos de frío o calor y otros materiales como el agua.

Las dolencias tratadas en fisioterapia pueden ser tanto concretas y específicas de un cierto momento de la vida del paciente como crónicas y reiteradas.

Concretamente y según la Confederación Mundial para la Fisioterapia, esta disciplina médica tiene el objetivo de facilitar el desarrollo, el mantenimiento de capacidades y la recuperación de los pacientes en cuanto a su movilidad y funcionalidad de todo su organismo.

Por tanto, se trata de buscar la mejor competitividad de todos sistemas del cuerpo, dado que afectan al movimiento total del paciente y a su propia independencia o autosuficiencia. En general, se busca siempre la salud total del paciente y la eliminación de su dolor.

No suele presentar efectos secundarios negativos, pero sí hay ciertas personas que no deben someterse a ello por recomendación del personal sanitario. Nos referimos, por ejemplo, a evitar la electroterapia en casos de alteraciones cutáneas o procesos infecciosos. Todo depende de la terapia que se vaya a utilizar y su indicación para la salud del paciente.

¿Qué lesiones se tratan en fisioterapia?

Las lesiones tratadas en fisioterapia son aquellas que dificultan la movilidad en el paciente. Normalmente, hablamos de lesiones que ponen en riesgo o alteran de gran manera la forma corporal del individuo. Se modifican las capacidades y funciones físicas que tienen relación con la cinética.

Antes de determinar la lesión concreta, los fisioterapeutas suelen realizar pruebas que determinen cuan afectada se encuentra la zona o la pérdida de funcionalidad de la misma. Ello dará luz al profesional para diagnosticar la lesión.

Entre estas lesiones, las más comunes o las más demandadas en muchos casos son la epicondilitis y la disfunción mandibular que explicaremos en profundidad en nuestra página. No obstante, el área de actuación de la fisioterapia es tan extensa que puede incluir la atención de la depresión y la ansiedad, además de otros trastornos similares, así como la ginecología o la parálisis cerebral en niños.

Es común en las lesiones por amputación, fracturas, luxaciones, drenajes linfáticos, artritis, y rehabilitación de muy distinto tipo. La lesión deportiva, como el codo de tenista, también es muy común.

¿Qué técnicas se utilizan en la fisioterapia?

Para tratar esas lesiones comunes en las personas, se han desarrollado diferentes técnicas que actúan sobre aspectos distintos. Se trata, en todo caso, de técnicas científicamente demostradas que, sin embargo, dependen en gran medida de la práctica o experiencia del fisioterapeuta.

qué técnicas se utilizan en la fisioterapia

Básicamente, la fisioterapia se sirve de los tratamientos con medios físicos, ejercicio terapéutico, masoterapia o electroterapia. Bajo esos procedimientos encontramos técnicas como la punción seca, la electrolisis percutanea intratisular, la neuromodulación, la osteopatía, la manipulación fascial o la terapia craneosacral. No son las únicas técnicas que existen, pero sí las más recomendadas por cientos de especialistas.

En general, podemos hablar de fisioterapia invasiva cuando hace uso de agujas de acupuntura, como en el caso de algunas de las nombradas anteriormente. En esta misma página podemos conocer más información al respecto.

Lo fundamental es saber que el fisioterapeuta no actúa únicamente cuando el dolor ya es evidente, sino que puede aplicar técnicas o tratamientos preventivos para evitar males posteriores. La recuperación del movimiento o la rehabilitación no es lo único que el fisioterapeuta puede hacer por ti.

¿A qué centros de fisioterapia acudir en Alicante?

Existen centros de fisioterapia que se reparten por todo el espacio o terreno de la provincia de Alicante. Ciudades como Calpe, Elche, Guardamar, Jávea o la propia capital de provincia, Alicante, cuentan con clínicas especializadas que cuentan con todas las medidas de seguridad e higiene necesarias.

No obstante, es importante descubrir todas las posibilidades y asegurar la profesionalidad del personal médico y del equipamiento.

Una cuestión fundamental a la hora de escoger un centro de fisioterapia es conocer a los profesionales que se encuentran en él.

Los fisioterapeutas son expertos y profesionales sanitarios que deben contar con una formación universitaria y un título que lo verifique. Por tanto, puedes exigir conocer los estudios realizados por el personal que te atiende y, así, asegurar la capacidad del mismo. Debido a ello, es fundamental un contacto previo antes de contratar directamente sus servicios para ver la confianza que nos genera.

En concreto, la terapia sobre los problemas musculoesqueléticos y posturales se trata en centros de salud y clínicas privadas especializadas, así como residencias y balnearios. Son los centros privados los que resuelven aquellas dolencias que la Administración Pública no puede atender o lo hace con demasiado tiempo de espera.

¿Qué precios encontramos en fisioterapia en Alicante?

Los precios pueden ser muy dispares entre ciudades o, incluso, dentro de la misma ciudad, como Elda. No depende de dónde localicemos el centro de fisioterapia sino de la calidad de sus procedimientos y el prestigio obtenido con su experiencia.

Los clientes o pacientes escogen si desean centros de alto prestigio con precios algo más elevados u otros algo más económicos que proponen técnicas no tan a la vanguardia como las primeras.

Qué precios encontramos en fisioterapia en Alicante

Fisioterapia a domicilio en Alicante

En la actualidad cualquier ciudad puede contar con un centro más o menos grande de fisioterapia para atender a todos los pacientes de la zona. Desde Gandia hasta Torrevieja pasando por Denia o Benidorm, todas las ciudades alicantinas pueden acudir a diferentes centros con grandes especialistas.

En la provincia de Alicante tenemos la suerte de descubrir muchos profesionales titulados por su universidad que pueden atender a ciudadanos locales y otros venidos de toda la Comunidad Valenciana. No obstante, además de acudir a las clínicas especializadas, también existen fisioterapeutas que ofertan sus servicios a domicilio.

En muchas ocasiones, es un servicio que se recomiendan a aquellas personas que tienen una grave dolencia que no les permite el movimiento y desplazamiento hasta la clínica. Normalmente, hablamos de personas mayores con las que la mejor solución en la fisioterapia a domicilio.

Sin embargo, también se oferta para aquellos que prefieren la comodidad e intimidad del hogar propio o que deben realizar las sesiones fuera del horario habitual de la clínica. Para todos existen posibilidades de acudir a la fisioterapia y recuperar o mejorar las capacidades corporales perdidas.

Otras secciones relacionadas con la fisioterapia que te pueden interesar:

Fuentes: