La Fisioterapia en la provincia de Alicante se ha desarrollado muy positivamente en los últimos años. Por ello, podemos encontrar clínicas terapéuticas en Elda, Guardamar, Jáveo, Alcoy o en cualquier otro punto de la provincia con un marcado carácter profesional y de calidad.

Así, problemas como la epicondilitis pueden solucionarse con unas pocas sesiones y asegurando la salud general del paciente.

¿Qué es la epicondilitis?

Qué es la epicondilitis

La epicondilitis lateral es una variedad de la tendinitis, es decir, de la inflamación de los tendones. Concretamente, en muchos casos, se habla del codo de tenista para referirse a esta dolencia dado que es muy habitual en dicha profesión.

Se trata de la inflamación de las inserciones musculares de la parte lateral del codo (músculos epicondíleos, extensores y supinadores) y, con el tiempo, se agrava el dolor. Esta molestia se puede encontrar tanto en a nivel de la inserción muscular en el hueso del codo como en puntos algo más dispersos sobre el músculo del antebrazo o muñeca.

La afectación de estas zonas hacen que el codo y la mano no tengan la movilidad adecuada para hacer todas las actividades diarias que el paciente hacia antes de la lesión.

No es lo mismo, por tanto, que la epicondilitis medial, epitrocleitis o codo de golfista que se localiza en la cara interna del codo.

¿Por qué se produce la epicondilitis? ¿Cuáles son sus síntomas?

En general, el codo de tenista o epicondilitis se produce debido a una acción repetida con demasiada frecuencia en esta zona. Concretamente, cualquier actividad de torsión repetida de la muñeca puede conllevar la epicondilitis, pero las derivadas de deportes con raquetas son las más frecuentes. También las de otros tipos de trabajos que realicen movimientos similares, como pintores, mecánicos o carpinteros. Normalmente, es más frecuente en personas de 34 a 54 años.

Esa utilización repetida de la articulación provoca pequeñas microlesiones en los tendones de la zona. Durante un tiempo pueden no apreciarse, pero a medida que el movimiento se repite, el afectado puede sentir molestias incluso al levantar un taza con leche.

El síntoma principal de este tipo de tendinitis es el dolor en la cara externa del codo que, al comienzo, se presenta únicamente al realizar una actividad que influya en la zona afectada. No obstante, con el tiempo, dicho dolor se localizada de forma constante incluso cuando el afectado está en reposo y la zona de molestia también puede aumentar. Si no se trata, la epicondilitis puede empeorar con el tiempo.

Además, es posible observar la inflamación de la zona con un aumento del volumen de ella y un calor persistente.

Cómo curar la epicondilitis

¿Cómo curar la epicondilitis?

Antes de tratar la epicondilitis, lo más importante es realizar un diagnóstico concluyente que demuestre la existencia de dicho problema en el tendón o tendones del brazo.

En estos casos, no es posible realizar un estudio de rayos X, pero los profesionales sí lograrán conocer su estado a través de la palpación de la zona. También pedirán al paciente que realice movimientos concretos para comprobar si son los que asocian a dicha lesión.

Una vez demostrada la epicondilitis o codo de tenista, lo siguiente es comenzar con la terapia. Normalmente, se recomiendan antiinflamatorios, reposo y otras tácticas de fisioterapia que alivien el dolor en la zona. En ese último caso, hablamos, normalmente de técnicas con ultrasonidos, aplicación de calor, electroterapia, masajes concretos u otras terapias con agujas de acupuntura.

Pese a lo indicado anteriormente, lo más recomendable es realizar terapias preventivas que eviten la lesión en los casos en los que es más probable sufrirla (profesiones con un alto índice de problemas similares).

En todos los casos, las clínicas de fisioterapia pueden contribuir a que el resultado final no sea una cirugía. Por ello, puede ser muy recomendable que empieces a informarte de los centros profesionales que se encuentran en tu entorno, ya sea Albatera, Sax, Cocentaina, Altea o Alicante.

Ejercicios para tratar la epicondilitis

Ejercicios para tratar la epicondilitis

Los ejercicios para tratar esta dolencia deben ser indicados por el propio fisioterapeuta que será quien realice, además, el seguimiento adecuado.

La presencia de dicho profesional es necesaria dado que existen muchas plataformas en las que se recomiendan ejercicios que no son en absoluto adecuados para el tratamiento de la epicondilitis. Lo más adecuado es acudir a centros especializados que solo procuren el bienestar del paciente.

En concreto, pese a la creencia de algunas personas, lo adecuado es realizar estiramientos de los músculos flexores y no de los epicondíleos que ya están lo suficientemente estirados.

Debido a estos rumores o faltas de conocimiento bastante usuales, lo más apropiado es contar con la opinión de un profesional. La calidad de tu salud estará en manos expertas.

Otras secciones que te pueden interesar: